En el lado del paciente

Hoy no vengo a contaros nada sobre acupuntura sino que, con vuestro permiso, me gustaría hacer una reflexión personal.

Los médicos estamos acostumbrados a estar delante del paciente, a escuchar sus problemas, dolores y miedos. Cuando podemos, les ofrecemos un tratamiento o alguna recomendación que pueda aliviar su problema de salud, pero muchas veces sólo podemos escuchar y tranquilizar.

Esta semana me ha tocado ponerme al otro lado (tranquilos, nada serio) y es ahí cuando te das cuenta de que lo que más valoras es que alguien esté ahí para acompañarte en el proceso, sea largo o corto. Un gesto amable, un tono de voz sosegado, un «todo está bien» pueden suponer una gran diferencia.

Como pacientes, y como personas, sentimos miedo. Temor a lo desconocido, a lo que no controlamos, a los «y si…». Por eso, confiar en la persona que nos trata es fundamental. Muchas veces estos miedos pueden manifestarse en forma de síntomas que retroalimentan el proceso y qué curioso es ver cómo estos males se alivian cuando nos sentimos escuchados y acompañados.

Esta ha sido una semana intensa, tanto laboral como personalmente. Me he dado cuenta de que el saber sobre algo (como profesional de la salud) muchas veces es contraproducente y que necesitamos confiar y dejarnos guiar. Estoy muy orgullosa de mis compañeros y es que tenemos un sistema sanitario excelente. ¡Cuidémoslo!

Esta noche toca sesión de sofá, manta y autoacupuntura. ¡Que tengáis un muy buen fin de semana!

Entradas creadas 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba