Otoño. La estación del Pulmón, la piel y la tristeza.

Hace ya unos días que hemos dejado el verano para adentrarnos en la estación del otoño. Según la teoría de los 5 elementos (Wu Xing), esta estación en la que los días se van haciendo más cortos y tenemos más horas de oscuridad, corresponde al elemento metal.
Se caracteriza por un aumento progresivo de la energía Yin, que se hará máxima en el invierno, y un descenso progresivo de la energía Yang, que era máxima durante el verano.

Wu Xing: llegamos al otoño.

Metal, el elemento del otoño.

El Metal se representa con el movimiento natural hacia adentro y con la  fase de cosecha. Asociado a un aumento de la energía Yin, el otoño se caracteriza por ser una etapa de introspección.

Su elemento climático es la sequedad.
Su punto cardinal, el oeste.
Su color es el blanco
Su sabor, el picante.
Se abre al exterior por la nariz y su sentido es el olfato.
Su tejido corporal es la piel.
La emoción que lo representa es la tristeza.
Su sonido es el llanto.
Su secreción, la mucosidad.
El órgano Yin del Metal es el Pulmón y el órgano Yang acoplado, el Intestino Grueso.

El Metal se asocia con el color blanco.

El Pulmón (Fei)

Como se ha mencionado, los órganos representados por el Metal son el Pulmón y el Intestino Grueso. Ambos son órganos con funciones de intercambio, de dar y recibir. 
El Pulmón gobierna el Qi de la respiración, durante la inspiración toma el Qi puro del aire y lo hace descender (función Sujian) para que pueda ser captado y almacenado por el Riñón.  Con la espiración, el Pulmón expulsa el Qi turbio al exterior (función Xuan Fa). 
Otra de sus funciones es propagar la Wei Qi o energía defensiva, que actúa de barrera frente a patógenos externos. Actúa como una coraza frente a las amenazas externas y se distribuye por la piel y los músculos.

Anatomía de los pulmones.

Nuestro cuerpo en otoño: tristeza, sequedad y problemas respiratorios.

Presentar síntomas relacionados con estas áreas pueden indicar una debilidad en el elemento Metal. Podremos sentirnos tristes y melancólicos sin causa aparente, o tal vez con motivo pero con una respuesta excesiva. También podemos presentar problemas dermatológicos como piel seca y tirante, dermatitis o empeoramiento de patologías como la psoriasis. El árbol respiratorio puede verse afectado por infecciones de repetición, desde catarros hasta bronquitis y neumonías.

Temporada de catarros. ¡Tonifica el pulmón!

Si tenemos el elemento Metal fuerte, sano y bien tonificado, no significa que estemos a salvo de experimentar tristeza. Ésta es una emoción natural del ser humano, igual de necesaria que el resto, pero no nos quedaremos anclados en ella y sabremos encontrar los recursos para liberarnos y avanzar.

Las infecciones respiratorias y los problemas cutáneos se pueden reducir o llegar a desaparecer con el tratamiento adecuado, así como equilibrar nuestro estado de ánimo y evitar sentirnos arrastrados por una tristeza melancólica.

Respira…

Lo ideal es empezar a reforzar este elemento antes de que aparezca patología, así que ahora es el mejor momento. 
Para mí, el otoño es una época de calma y de sosiego. Una etapa para mirar hacia dentro de nosotros y escucharnos, algo que es tan necesario y hacemos tan poco.
El cuerpo nos habla, permitámonos escuchar.

Reserva tu cita y refuerza tu organismo antes del invierno.
 ¡También puedes hacerlo online aquí!

Entradas creadas 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba